• MOTIVACIÓN

Mi principal motivación fue mi hija, en realidad ella es el motor de todo; con ella lo temí todo y aprendí mucho. Empezaba a comer y sufría muchísimo de estreñimiento, entonces me incursione en hacerles compotas que le ayudaran a su digestión y para mi asombro, en una semana se había sanado por completo.

De ahí partió todo, no paré nunca más de cocinar y Lucía se saboreaba todo lo que le cocinaba.

Siempre sentí que debía compartir lo que se había vuelto mi pasión y también quería ayudar a otros papás a animarse y a tener nuevas ideas; a confiar en ellos.

Que en realidad es algo que me falto a mi; empezaba la alimentación complementaria muy sola, con muchas dudas y había muy poco material al respecto. Y bueno, mi gran motivación son mis hijos; porque sin ellos, nunca me hubiera puesto a cocinar. Mi motor impulsador es mi esposo que siempre me está tirando para arriba y apoyándome en las ideas locas que se me ocurren. También agradezco siempre a mis seguidoras en Instagram, que me animaron a seguir adelante.

Cerrar menú
×

Carrito